Después

20 abril, 2016

Un dantesco tornado arrasó Dolores, hay desplazados en 18 departamentos, puentes históricos fueron derruidos, rutas que nunca antes habían sido inundadas están bajo agua y zonas aisladas en varios puntos del país. Personas que perdieron la vida, cientos de heridos, miles de evacuados. Pérdidas económicas millonarias. Un abril que hace estragos.

Un abril que hace historia. Por lo horroroso que les toca vivir hoy a miles de compatriotas pero también por lo esperanzador de la movilización inmediata de la sociedad civil, gremiales empresariales, sindicatos, grupos de amigos, compañeros de trabajo, empresas, organizaciones no gubernamentales, clubes deportivos, entre tantos otros. Un abril que hace historia por el compromiso y la celeridad de los equipos de salud públicos y privados, bomberos, policía, ejército, caminera, periodistas, medios de comunicación, entes públicos, intendencias, parlamentarios, gobierno nacional, organismos e instituciones públicas, entre tantos otros.

En estos días Uruguay enfrenta un desafío inmenso, situaciones urgentes, desbordantes y conmovedoras que nos movilizan, que nos llevan a la acción inmediata. Pero que nos obligan a mantener la misma fuerza, celeridad y decisión en el después. Cuando las devastadoras consecuencias del tornado, las inundaciones y  las rutas cortadas no estén ocupando las portadas de los diarios, de los portales, las voces de las radios o las imágenes en nuestros televisores.

En el reporte de un canal de televisión, una mujer de Dolores, parada frente a su casa derruida pedía: “No nos dejen solos”.  Esa frase nos interpela a todos hoy, pero ojalá nos siga interpelando después. Porque la mayoría de nosotros vamos a volver a nuestras rutinas diarias, a nuestros trabajos, a la vida que teníamos antes, pero otros miles no.

El después nos tiene que encontrar fuertes como país, organizados y decididos como sociedad para que el pedido de esa uruguaya tenga  respuesta concreta en su ciudad y en todos los rincones donde sea necesario.

Ojalá cada uno aporte desde donde pueda para hacer lo que sea necesario. Ojalá nos demos cuenta la real dimensión de lo que pasó en estos días. Ojalá quienes integramos el equipo de Gota Comunicación y todos los colegas, colaboremos y demos cuenta de esa respuesta organizada y sólida que debemos dar como país a los miles de uruguayos hoy y después de que estos primeros días pasen.